lunes, 31 de diciembre de 2018

2018: AUTOSUFICIENCIA, SUPERVIVENCIA E INDIFERENCIA


Llega el fin de este 2018 y el momento de hacer balance de cómo ha sido cerveceramente hablando. Recopilar que cervezas he bebido, a que fabricantes he visitado y en qué lugares cerveceros he estado, así como un pequeño análisis del momento actual del mundo de la cerveza.


AUTOSUFICIENCIA

Me alegra enormemente ver las estadísticas de este año, donde el 26% de las cervezas que he bebido han sido cervezas elaboradas en mi tierra, Asturias. Por encima de países como Alemania, Francia, Reino Unido, etc y solo superada por Bélgica. 

Una mezcla de nostalgia me invade al pensar que hace muchos años, en Asturias, se había dejado de elaborar la última superviviente de otra época y que incluso en España era difícil de buscar referentes cerveceros de calidad, por suerte hoy en día esto ha cambiado. Sin duda, hoy por hoy podría ser "autosuficiente cervecero" tan solo con los productos que se elaboran en mi región, quizás tan solo echaría en falta algún estilo en particular.

Pero todavía me invade de sorpresa y orgullo al comprobar que las tres cervezas que más veces he bebido durante el 2018 han sido elaboradas en Asturias: Cotoya Original, Berrea Blonde y Caleya Pale Ale, por ese orden, han sido mis cervezas de este año.


En cuanto a mi afición de envejecer cervezas, durante este 2018 se han cumplido 10 años de la nueva ubicación de mi bodega, eso me ha permitido beber un aluvión de cervezas que han estado en guarda durante este periodo, algunas con mayor éxito que otras y comprobar que el lugar parece mínimamente apto para envejecimientos prolongados.


SUPERVIVENCIA

Ahora hablemos de este blog… requiere ponerse un poco serio. Apenas 12 post publicados este año, frente a los 70, por ejemplo del año 2015. Es un triste bagaje para un año en el que por falta de tiempo y motivación se he ido abandonando la publicación de opiniones y vivencias.

A pesar de todo, quiero pensar en este periodo como una etapa de supervivencia y aunque bien es cierto que otros medios en las redes sociales más inmediatos y atractivos al lector y aficionado de cerveza, creo necesaria la labor del blog escrito más allá de una foto o un fugaz comentario. 

Se necesitan artículos y análisis más concienzudos que nutran al resto de redes sociales de contenido y creo que en parte esa función debe recaer sobre los blogs especializados en el mundo de la cerveza… así que la supervivencia de este blog queda asegurada, aunque el número de publicaciones no sea la de antaño.


INDIFERENCIA

Y a todo esto el mundo de la cerveza actual ha seguido evolucionando en torno a esa dicotomía industrial-artesanal.

Al final, las primeras han seguido esas dos estrategias que bien saben hacer: comprar y sustituir. Así hemos visto como muchas cerveceras craft han sido adquiridas o han firmado acuerdos con grandes corporaciones y hemos observado como los stands de los supermercados se han llenado de productos industriales que trataban de emular a los artesanales pero adaptados a los gustos del consumidor medio.

Por su parte, el mercado de la cerveza artesanal sigue involucrado en esa vorágine sin retorno, su cliente pide novedades pues démosles novedades. Las distintas cervezas se suceden a una velocidad de vértigo sin capacidad para valorar adecuadamente ni de repetir aquello que nos ha gustado… paren el tren que yo me bajo.

Desarrollo de “supuestos” nuevos estilos que no han hecho más que estirar el concepto de IPA como estilo abanderado de movimiento craft…. Tras las NeIPAs, este año nos han invadido las Brut IPA… Personalmente creo que la obligación de sacar nuevos productos que da la vida a este sector puede también acabar con él.

Y ante todo esto mi actitud ha sido de indiferencia, he llegado a un momento de mi vida que soy más práctico que idealista, recuerdo aquella frase de Groucho Marx “Estos son mis principios, si no le gustan aquí tengo otros”, no me meto en batallas improductivas y prefiero quedarme con que nunca hemos tenido más lugares donde beber una cerveza, ni hemos tenido tal acceso a esta bebida y eso es bueno para el aficionado a este mundo. Sin duda uno de los mejores momentos de la historia de esta bebida... aunque para ello necesitemos tener la cartera bien llena.

Quiero terminar con mis compañeros de la blogosfera. La guerra industrial-artesanal también ha llegado a los blogs españoles, visto desde la distancia, los posicionamientos se han radicalizado, entre aquellos que defienden a ultranza el movimiento craft y aquellos que simplemente son generalistas, generando cierta crispación que hace años no veía. Mi actitud, la indiferencia.

Pero lamentablemente mi indiferencia ha llegado hasta el punto de apenas leer nada de lo que se publica sobre cerveza y eso incluye algunos de los blogs que llevo leyendo durante años, me propongo para este 2019 volver a ser seguidor de lo mucho y de gran calidad que se publica sobre cerveza, también en lengua española.


FELIZ AÑO 2019!!!