lunes, 26 de septiembre de 2016

LEBBE L’AMALTHÉE

Hoy quería compartir mi último descubrimiento, Lebbe L’Amalthée, comprada por casualidad en una tienda especializada en vinos en la localidad pirenaica de Argelès-Gazost. Que no solo ha resultado ser una gran cerveza sino que tras ella esconde la interesante figura de su elaborador.


FERME BRASSERIE LEBBE

Lo cierto es que me ha costado bastante encontrar información en la red, un puñado de enlaces que remiten a las webs de ratings de esta cerveza y poco más. La explicación se puede encontrar en el hecho de que no estamos ante un elaborador de cerveza convencional, por lo menos en nuestros días.

Lebbe es una explotación agrícola, donde Pierre Lebbe, un granjero belga afincado en Villefranque (localidad cercana a los Pirineos franceses) se dedica producir leche de cabra (unos 90.000 litros/año) y queso. Como tarea secundaria elabora esta cerveza orgánica en lotes muy pequeños, unas 600 botellas al mes, unos 120 hectolitros de cerveza al año, embotellada manualmente.

Si bien encontrar información de Brasserie Lebbe no es tarea fácil, sí lo es cuando buscas información sobre Pierre Lebbe, preocupado por la ecología, reciclaje y autonomía energética de su granja, se convirtió en un pionero en Francia en la utilización de la energía producida por el estiércol de cabras para su explotación.

Fuente: ladepeche.fr

El negocio de las cabras es totalmente complementario a la elaboración de cervezas. Las cabras también comen bagazo de lúpulo, cebada y levadura, y su estiércol produce el gas natural necesario para mantener energéticamente el proceso de elaboración de cerveza cerrando así el círculo.

Todo esto nos lleva al paradigma de las “bieres de garde” elaboradas tradicionalmente para completar y llenar los tiempos muertos que dejaba la agricultura y ganadería.


L’AMALTHÉE

Estamos ante un producto orgánico, para su elaboración se utilizan cebada cultivada en la granja, agua de un manantial cercano de los Pirineos, el lúpulo es cultivado orgánicamente en Alemania y la levadura también es comprada externamente.

Sin mucha información procedí a probar esta cerveza, al quitar la chapa un buen estallido de gas saliendo rápidamente de la botella. Al verterla en la copa, su apariencia es excelente, genera una buena capa de espuma blanca, cremosa y persistente. El color se encuentra entra ámbar claro y dorado. Levemente nebulosa y una carbonatación bien visible.

Aroma rústico, pero sutil, muy herbal y afrutado (una mezcla de manzana y limón). En la nariz también se hace perceptible alguna nota floral y algo terroso al fondo. 

El sabor confirma mis sospechas, estamos ante una maravillosa cerveza, los mismos matices pero más intensos. Dulce maltoso, afrutado y herbal. También algo de miel. En boca es agradable con un toque picante y chispeante. El alcohol bien presente en este tipo de elaboraciones también está ahí, pero bien integrado. Tiene un buen cuerpo y el regusto final deja un sabor sutil a miel y menta. 


CONCLUSIONES

La primera conclusión es la sorpresa, parece mentira que siendo las Bieres de garde uno de mis estilos asiduos y de las que me doy de conocedor, no tuviera constancia de esta cerveza, al parecer todo un clásico en el estilo.

Me gustaría aclarar es que a pesar de que he leído varias referencias que califican a esta cerveza de “Saison”, en mi opinión totalmente equivocadas. Estamos ante la típica “Biere de Garde” francesa, más dulce y maltosa y menos lupulada y especiada que su equivalente belga.

Es el paradigma de la elaboración rústica, elaborada con pocos medios mecánicos por un granjero, materias primas naturales y aprovechando los medios que tiene a mano, pero ciertamente no queda ahí todo, a la vez es una elaboración refinada. Dentro de su complejidad mantiene un excelente equilibrio, todo está en su sitio y todo parece encajar, ni una nota discordante. En mi opinión, excelente e impecable.

En mis primeras opiniones y valoraciones suelo tirar “a la baja” pero creo que podría decir sin temor a equivocarme que es una de las mejores Bieres de Garde que he probado, esperemos que se vuelva a cruzar en mi camino para poder confirmar todas estas impresiones.



Valoración de El Baúl de las Cervezas: 8,5/10


Ficha Técnica:
Fabricante:
Ferme Brasserie Lebbe.
Elaborada en:
Villefranque (Francia).
Estilo:
Biere de Garde.
Color:
Dorado/Ámbar claro.
Alcohol:
6% Alc.
IBUs:
N/A
Temperatura:
10º C.
Servir en:
Copa Tulipa.