domingo, 30 de junio de 2019

EL RETROGUSTO ES MIO


Sí, Pamplona es una ciudad eminentemente cervecera, una afirmación que ya tenía por cierta desde hace mucho tiempo. Varios buenos productores, movimiento homebrewer, blogueros y un buen puñado de tiendas especializadas y cervecerías con prestigio dentro del panorama cervecero nacional, baste con nombrar Manneken Beer y Napargar.

Dicho lo anterior, entenderéis el problema de elegir un lugar para disfrutar unas pocas horas de estancia en esta ciudad, en la que estaba de paso. Bueno realmente no fue muy difícil, “El Retrogusto Es Mío” tienda-bar de vinos y cervezas artesanales, en los aledaños de Pamplona a unos 10 minutos en coche, en Sarriguren, sería el lugar elegido.


En mi caso los argumentos estaban claros:

Al frente de este pequeño negocio Ana Murillo, con un curriculum muy vinculado al vino y la cerveza y a quién conocí a través de las redes sociales y por supuesto de su blog. Quién junto a Mikel Garrues ha dado vida a este proyecto.

Es un proyecto que he visto nacer y crecer en las redes sociales desde sus comienzos hasta que por fin abrió sus puertas.

Maiku brewing, ya que este local cuenta con su propia cerveza y que hasta esta visita no había tenido ocasión de probar.

Cuando viajas con personas a las que le gusta el vino, es difícil compaginar un local donde tanto vino como cerveza sean tratados con el mismo mimo y dedicación y en este local lo hacen.


LA VISITA

El Retrogusto Es Mío se encuentra en una calle, aparentemente peatonal, paralela a una gran avenida donde nos fue fácil encontrar aparcamiento.

La entrada del establecimiento da una gran imagen de bienvenida, estética cuidada que nos invita a entrar.

Por desgracia, a la hora de la visita tanto Ana como Mikel se afanaban en la preparación de una cata de cervezas y quesos, una pena no haberme enterado antes, hubiera sido un buen plan para nuestra tarde-noche en Pamplona.

A pesar de ello me dio la oportunidad de realizar la visita desde el anonimato inicial, lo que me permitió atender al servicio sin la atención especial que se suele dar a un conocido.

El local es más pequeño de lo que me había imaginado, pero suficiente para tener una zona de mesas, unas estanterías con cervezas y vinos a modo de tienda y una barra por la que optamos ya que en la zona de mesas se ultimaban los detalles de la cata que iba a tener lugar. Desde el comienzo el local me dio buen feeling.



La estética de la zona de barra de inmediato me recordó a Warpigs, la famosa cervecería de Copenhague, quizás por sus azulejos blancos, la pizarra y de más detalles.


La atención del chico que se encontraba en la barra fue más que correcta, mi acompañante optaba por un vino rosado de Navarra y la sorprendente recomendación fue un vino de autor envejecido en barrica, algo muy poco común en un vino de este tipo y que también tuve oportunidad de probar, un acierto. Este tipo de productos definen por si mismos el concepto de local que Ana y Mikel han querido dar a su local.

Yo opté por una de las cervezas locales, una Maiku pale ale, bien elaborada y con todo lo que podemos esperar en el estilo: aroma y amargor suave, extraordinariamente refrescante… muy disfrutable.


Un rápido repaso a las cervezas y vinos que tenían en “la zona de tienda” con una buena y cuidada selección.  De la que lógicamente opté por llevarme la gama de cervezas Maiku.

Por último, no podía irme del local sin saludar a Ana, a quién solamente conocía de las redes sociales y comunidad bloguera, que todavía seguía ocupada en los últimos preparativos, así que pedí al camarero que le avisara. 

Rápido intercambio de saludos y opiniones, indicando lo agusto que nos habíamos sentido en “El Retrogusto es mío”. Una pena no poder terner más tiempo para hablar.



CONCLUSIONES

Sin duda un gran acierto habernos acercado hasta este local. Pequeño pero un lugar donde sentirte muy cómodo mientras saboreas una buena cerveza o vino. Selección de productos cuidados y atención especializada, personalizada y cercana que te podrán recomendar aquello que buscas o algo que te sorprenda… como suele decirse “volveré”.





El Retrogusto Es Mío 

Calle Bardenas Reales 68
Sarriguren (Navarra) 
Web: http://elretrogusto.es

 



1 comentario:

  1. Me alegro mucho de que hayas retomado la actividad bloguera Miguel, después de tu último post me temí la desaparición de uno de mis blogs cerveceros de referencia. Además por partida doble, ya que a Ana y Mikel les tengo mucho cariño, aunque solo los conozca de una vez que visité Sarriguren y de nuestra actividad por RRSS. ¡Un abrazo! PS: Échale un vistazo al correo electrónico que tengo una consulta acerca de añejamiento trasteril.

    ResponderEliminar