martes, 15 de septiembre de 2015

ALGUN DÍA ESCRIBIRÉ UN BLOG SOBRE CERVEZA

Hoy “El Baúl de las Cervezas” cumple un año. Para mí una especie de terapia ocupacional y una forma de mantenerme medianamente activo. Como siempre he dicho, este blog lo escribo principalmente para mí y si encima a alguien le interesa o consigue la información que busca, pues mejor. Pero en este día quería haceros participes de una historia, la historia del nacimiento de este blog


Eran los primeros años 90 y los primeros accesos a internet llegaron a España, como buen aficionado a la cerveza mis primeras búsquedas se centraron en conseguir preciada información cervecera en una red todavía sin desarrollar, y donde todo se limitaba unas pocas iniciativas personales de alguien que en alguna parte del mundo decidía abrir una web sobre cerveza. Descubrí la web de un chico con enlaces a una rudimentaria Excel donde comentaba y valoraba las cervezas que bebía… “yo puedo hacer algo similar” pensé y empecé a confeccionar mi propia hoja de cálculo cervecera, pero nunca llegué a colgarla en internet.

Los años 90 siguieron su cauce y las webs cerveceras se fueron desarrollando, algunas eran verdaderas bases de datos y a mí me seguía picando la curiosidad. Pero el verdadero hito fue leer como algunos aficionados empezaron a contar sus aventuras cerveceras. Por aquel tiempo era un “beerhunter” consumado y veía que mis historias podrían tener cierto interés. Entonces todavía no se llamaban “blog” pero fue la primera vez que dije la frase “Algún día publicaré una web sobre cerveza”.

Recuerdo que siempre que hablaba con los amigos o les contaba una historia sobre cervezas o alguno de mis viajes cerveceros, siempre comentaban que tenía que publicar algo, que tenía muchas historias que contar, a lo que yo contestaba “Algún día escribiré un blog sobre cerveza”, aunque en realidad no sintiera la necesidad de hacer públicas mis batallitas.

En mi último día de trabajo, mis compañeros se afanaban en preguntar “¿Y ahora que vas a hacer?” y yo con una sonrisa en los labios contesté “Voy a escribir un blog sobre cerveza”, “Ya os paso el enlace”… que mala persona soy, nunca volví a enviarles ni un mísero email.

Pero lo cierto es que pasaron los años y nunca encontraba el momento de sentarme y abrir ese blog con el que tanto amenazaba.

Era una de esas noches de verano, estaba tomando una cerveza y de repente me llamó la atención un hombre alto y delgado y que llevaba un hábito de monje, la capucha puesta, era imposible ver su cara. En la mano izquierda llevaba un bastón alargado.

Se acercó y sin ni siquiera mediar palabra agarró la copa y se la llevó a la boca, aunque su cara seguía sin distinguirse entre las sombras y la luz tenue de una lámpara. Iba a decirle algo, pero entonces me percaté que lo que llevaba en la mano izquierda no era un bastón, sino una especie de arma terminada en una brillante hoja curva.

Tras saborear la cerveza se dio media vuelta y cuando ya parecía que se iba giro la cabeza y con una voz cavernosa dijo “¿y para cuando ese blog sobre cerveza?” Quedé tan sorprendido que no pude articular palabra, siguió su camino y sin pestañear vi como su silueta desaparecía en el horizonte.

Este extraño encuentro me hizo recapacitar y pensar en abrir el blog de una vez. Y así un 15 de Septiembre de 2014 publiqué aquella primera entrada en la que narraba con nostalgia aquellos hitos que hicieron de la cerveza mi bebida favorita: la primera vez que probé un sorbo, aquellas tardes tomando cervezas con mi mejor amigo, ese momento cuando decidí coleccionar botellas de cerveza y aquellos viajes en busca de lo desconocido.

Y por supuesto, una mención especial a ese lugar secreto donde se encuentra ese baúl, que se ha quedado ya pequeño, y donde guardo mis tesoros más preciados, esas cervezas especiales, añejadas y que, como no, da nombre a este blog.

Mis años de beerhunter quedaron atrás, vestigios de una época que no volverá, eran otros tiempos. Ahora casi puedes conseguir cualquier cerveza a la vuelta de la esquina. Ya no viajo como antaño y ya ni recuerdo la mitad de las batallitas que viví, de hecho creo que poco puedo aportar al panorama nacional de blogueros, muchos de ellos gente a la que sigo desde hace años y que me han acogido como uno más, gracias!!! Aún así permitirme que siga bebiendo cada cerveza como si fuera la última y que lo pueda contar aquí.

Saludos y gracias!!!


Miguel (Trappist 12)



P.D.: ¿Trappist 12? Ya no suelo utilizarlo casi nunca, pero un día me apunté a un foro y tras mucho pensar con qué nick identificarme me salió este, haciendo mención a una de mis cervezas favoritas Westvleteren Trappist 12 (ahora XII). Para todo lo demás soy Miguel… el del baúl de las cervezas, jeje. 

11 comentarios:

  1. Enhorabuena por ese primer aniversario Miguel! que lleguen muchos mas.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, que por mi no quede, jeje Venga nos seguimos leyendo.

      Saludos

      Eliminar
  2. ¡Brindamos por muchos más años bebiendo y leyéndote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, eso es por que para escribir o leer primero hay que beber, jeje. Que dura vida la del bloguero cervecero.

      Saludos

      Eliminar
  3. Muchas felicidades Miguel, es un placer leer tus historias, espero seguir leyendo muchas más!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, seguiremos por aquí contando batallitas y leyendo Humulus Lupulus, por supuesto.

      Saludos

      Eliminar
  4. Enhorabuena por el aniversario! La verdad me identifico mucho con tu historia, puede decirse que llevamos casi caminos paralelos, je, je, je...

    Un saludo y a por muchos más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Además "El Baúl" y "Cerveza al cubo" comenzaron casi al mismo tiempo.

      Saludos,

      Eliminar
  5. Felicidades Miguel y a por otros tantos más.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! el primer año es facil... lo difícil es seguir muchos más y mantener el interés... ya me cuentas el secreto.

      Saludos

      Eliminar
  6. Muchísimas felicidades Miguel!! Que este sea el primero de muchísimos años más leyéndote! Un saludazo y a seguir disfrutando de la cerveza!!!

    ResponderEliminar