miércoles, 7 de enero de 2015

LA RONDA #29 CERVEZA Y MUJERES

Nueva ronda y un tema con un solo punto “Cerveza y mujeres” a desarrollar libremente. Joer Joan vaya temita, me viene a la mente aquel artículo publicado en un diario de tirada nacional y que llevaba el mismo título seguido de “El salvaje Oktoberfest de Ernesto de Hannover”.

A ver que puedo decir, no sé por dónde empezar… ¿le pregunto a Mr. Google? ¿consulto a el amigo You tube?… encuentro una canción, no es mi estilo y un montón de anuncios de cerveza… si si de esa marca que estamos todos pensando y que ahora trata de compensar la utilización machista que ha hecho de la mujer en su publicidad durante muchos años con su nueva campaña “Igualismo”… aquí hay tema, pero quizás demasiado complejo para el cansancio mental que llevo acumulado. La utilización de la mujer en la publicidad daría para mucho y en el mundo de la cerveza más.

Empiezo a pensar…. Ninkasi!!! Bueno es un buen comienzo, la diosa sumeria de la cerveza… era una mujer. En una tablilla de arcilla se conserva el “Himno a Ninkasi” primera referencia escrita sobre la cerveza.

Muchos autores indican que la producción doméstica de cerveza fue cosa de mujeres hasta finales de la Edad Media, lo cual me hace recordar a Doris, la última monja cervecera de Alemania,  no hace mucho que he leído el artículo sobre ella, me quedo con su frase “La cerveza es la más pura de las bebidas alcohólicas y es una bebida muy sana siempre y cuando no te excedas en ello”.

Y en este ir y venir, en este intento inconexo de crear una entrada sobre el tema sugerido, me centro en el artículo que ha nombrado Joan Birraire al proponer este tema. 

Seguramente es cierto que la cerveza es una bebida que tradicionalmente ha interesado más a hombres que a mujeres, en una sociedad encorsetada raro sería lo contrario, a pesar de los múltiples intentos de la industria por atraer al público femenino.

Pero dudo, que el momento actual sea necesario crear un producto "a doc" para mujeres, quizás sería entendido como una especie de machismo oculto, puesto que si el objetivo es la igualdad...

De hecho, cuando voy a alguna cervecería, tiendas especializadas, en redes sociales, etc;  veo a muchas mujeres interesadas en este mundo: aficionadas, coleccionistas, empresarias y elaboradoras… bien es cierto que mi experiencia me dice que muchas comenzaron su afición a través de su pareja, pero también muchos de nosotros comenzamos por que tuvimos un mentor que nos descubrió esta fascinante afición. 

Seguro que ellas no quieren un producto especial, adaptado a su feminidad, simplemente quieren que les dejen disfrutar de su cerveza favorita... vamos lo que queremos todos.

Técnicas de marketing como una cerveza de color rosa nos suenan hoy en día a chiste, porque en cuanto a gustos definitivamente no encuentro muchas diferencias entre aficionados y aficionadas a la cerveza. De hecho entre buenos aficionados, sería incapaz de distinguir entre ambos sexos.

Ya puestos ya que el artículo da para ello, quería nombrar a algunas mujeres que me crucé en mi periplo cervecero por el mundo, desde aquella anciana que bebía cerveza en la esquina de la cervecería internacional, hasta la “Brujita” de Cantillon a través de la cual conocí a Jean-Pierre Van Roy, pasando por aquella Rusa que vendía Baltika, aquella otra que me explicó que era una “Cervezuca”, la tendera de Veurne siempre con una nueva recomendación para sorprenderme……. Y tantas otras que mi frágil memoria no recuerda en este momento.

Y para finalizar, una mención especial a ella, que me aguanta y me soporta en mis aventuras cerveceras. En esos viajes de cientos de kilómetros para comprar media docena de botellines o esos desvios del camino marcado para visitar aquella microcervecería desconocida. Al final, sin pretenderlo se ha convertido en una verdadera experta y en una aficionada más. Yo sé que solo debo cumplir una norma, darle a probar de cada una de las cervezas que bebo. Para ella todo mi amor y gratitud.

7 comentarios:

  1. OOOOOOOOOOH QUE BONITOOOOOOOOOOOO XDDDD, COMO LO LEA MOJAS SEGURO JOJOJOJO.
    HAY MUJERES PARA TODO Y CERVEZAS PARA TODOS, NI HACE FALTA UN PRODUCTO ESPECÍFICO PARA ELLAS, NI ES MALO BUSCARLO, SIMPLEMENTE CADA UNA SON MUCHOS MUNDOS.
    SALUDOS MAJO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja que va no suele leer el blog. En cuanto al tema, pues eso hay mujeres, hombres y cervezas para todo... que cada uno busque.

      Y por supuesto tampoco es malo que la industria (en este caso cervecera) busque llegar a aquellos segmentos que no llega... el marketing se ocupa de eso precisamente, pero en el intento de llegar al público femenino ya se han quedado muchos por el camino.

      Saludos!!!!!!

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Creo que como resumen podríamos decir para meterse en este mundillo no importa el sexo si no tener un buen mentor. Buen post y como hilaste todo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, no sé quizás si lo volviera a escribir me centraría más en desarrollar la idea de que todos los intentos por hacer una cerveza para mujeres han fracasado y por qué. Creo que me precipité al escribir el artículo, jeje.

      A posteriori he leído algunos artículos, estudios y estadísticas muy interesantes. Es decir, me hubiera gustado hacer una reflexión más documentada, más o menos como la que hiciste en tú blog, interesante repaso sobre la mujer a lo largo de la historia de la cerveza.

      Creo que era la forma de afrontar este tema, cualquier otra forma es meterse en un jaleo, jeje

      Saludos,

      Eliminar
  4. Gracias por tu aporte, Miguel. "Seguro que ellas no quieren un producto especial, adaptado a su feminidad, simplemente quieren que les dejen disfrutar de su cerveza favorita" con esto está todo dicho :-). ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Joan por este tema, en principio una trampa en toda regla, pero que al final ha dado lugar a entradas muy interesantes, he leído algunas realmente buenas.

      Evidentemente, ellas no quieren una cerveza rosa, jeje Saludos

      Eliminar